Presidente venezolano Nicolás Maduro en una rueda de prensa. (Foto: Reuters)

Presidente Nicolás Maduro denuncia nuevo plan de magnicidio en su contra

Venezuela pone en alerta su sistema de defensa, especialmente los anillos de seguridad alrededor del presidente constitucional Nicolás Maduro, luego de que este denunciara las intenciones de funcionarios del gobierno estadounidense, conjuntamente con los gobiernos de Colombia y Brasil, de organizar su asesinato y el de otros importantes líderes políticos del chavismo.

Datos: El pasado 20 de junio, Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, visitó Colombia para teóricamente “afianzar el trabajo multilateral” y con motivo del cuestionado ataque con vehículos bomba en una instalación militar en Cúcuta, donde se encontraban “asesores militares” estadounidenses.

El 29 de junio, el más alto funcionario de la inteligencia de Estados Unidos (CIA), William Burns, llegó a Colombia para participar en una misión “delicada” en materia de seguridad.

El embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, no quiso dar mayores detalles sobre esta visita a Bogotá. “Prefiero no decirle, es una misión delicada, una misión importante en materia de inteligencia que logramos coordinar”, respondió Santos al ser cuestionado sobre la misión.

El 2 de julio, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, declaró haber recibido a William Burns en el Palacio de Gobierno y en medio de declaraciones escuetas y desviaciones al tema omitió comentarios sobre el vínculo de esa reunión con respecto a Venezuela.

Respuesta inusual: Un tweet divulgado por el medio de investigación y análisis de Venezuela, Mision Verdad, donde se apreciaban las denuncias del Presidente venezolano, fue respondido por Juan Sebastián González, consejero de temas de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional del país norteamericano, desde su cuenta Twitter respondió: “Negativo. El gran plan es apoyar negociaciones que resulten elecciones libres y justas”.

La respuesta debe considerarse más que curiosa e inusual; de hecho, podría considerarse un mensaje entre líneas repleto de cinismo, entendiendo que, si estos encuentros de funcionarios estadounidenses con los gobiernos de Colombia y Brasil fueron para tratar sobre Venezuela, poco tendrían que ver con la cuestión política venezolana, dado que los jefes de la CIA y del Comando Sur serían los menos facultados para tal tarea.

Venezuela afirma tener fuentes confiables en Colombia: En su denuncia, el presidente Maduro señaló: “Nuestra fuentes en Colombia nos aseguran, son fuentes confiables que siempre nos han dicho la verdad, que han venido a preparar un plan para atentar contra mi vida y contra la vida de importantes líderes políticos y militares de Venezuela”.

No es la 1era vez que el Presidente venezolano ha dicho contar con información valiosa proveniente del país vecino y además se ha probado la eficacia de la inteligencia nacional. Siendo frustradas y desmanteladas diversas operaciones, como el intento de magnicidio presidencial en 2018, el fallido golpe llamado Operación Libertad en 2019 y la Operación Gedeón en el año 2020; es evidente que el aparato de inteligencia venezolano ha logrado superar en varios encuentros a la inteligencia de Estados Unidos y Colombia conteniendo su ruta de desestabilización.

Por qué es importante: El presidente Maduro ha indagado si Joe Biden ha aprobado esta agenda o si está al tanto de ella. La duda es pertinente, entendiendo la probabilidad de que eventos sobrevenidos puedan dar al traste con las posibilidades que se han vislumbrado en los últimos meses sobre una distensión política entre Estados Unidos y Venezuela. ¿Está el Gobierno de Estados Unidos jugando a dos agendas?

ASOCIADO
Instituto Samuel Robinson para el pensamiento original.
Caracas. República Bolivariana de Venezuela. 2021.

© Copyright. Todos los derechos reservados.