CNE, la principal instancia electoral de Venezuela. (Foto: Archivo / Medios)

Más observadores en las megaelecciones venezolanas

El Parlamento Europeo y Rusia anunciaron que enviarán delegaciones de observadores a las elecciones regionales y municipales del próximo 21 de noviembre. Hay diferencias, dignas de reseñar, en los propósitos enunciados por ambas entidades.

Europarlamentarios con intención “política”: El eurodiputado Leopoldo López Gil, padre del prófugo de la justicia venezolana, Leopoldo López, anunció desde Colombia que un grupo de 12 europarlamentarios, representado proporcionalmente por los partidos europeos, viajará a Venezuela para observar el proceso electoral.

Comentó que “la posición que tenga el Parlamento Europeo podría generar diferencias con el gobierno de Nicolás Maduro”.

Recordó que la institución no reconoció los comicios presidenciales de 2018 ni las parlamentarias de 2020 y que publicará un informe con las “observaciones políticas”, a diferencia de la Misión de Observación Electoral (MOE), que evaluará los aspectos técnicos del proceso.

En Venezuela ya se encuentran 60 de los 100 expertos de la MOE aprobada por el Servicio Exterior de la Unión Europea (UE); sin embargo, los europarlamentarios llegarían con al menos cinco días de anticipación para los comicios.

Agregó que a la misión la debe presidir una persona diferente a Isabel Santos, diputada del Partido Socialista de Portugal, que es quien lidera la misión de expertos. Declaró que “Sería un absurdo que se excluya a la misión política (enviada por el Parlamento Europeo) de la misión técnica (enviada por el Servicio Exterior). El Parlamento Europeo no lo aceptaría”.

“El propósito de todas estas misiones son las recomendaciones en los informes finales y que se perfeccionen los procesos para que sean democráticos, lo más verificables y transparentes posibles. Si a esto lo vamos a llamar injerencia, creo que no hay buena voluntad de parte de Venezuela”, expresó.

Rusia ofrece toda la ayuda necesaria: El canciller ruso, Serguei Lavrov, señaló que dichas intenciones ya han sido remitidas tanto a las autoridades pertinentes de Naciones Unidas y de la Unión Europea, a la espera, confía, de que den también su visto bueno.

Remarcó que Rusia está dispuesta “a prestar toda la ayuda necesaria” para que se celebren estos comicios con todas las garantías.

El canciller venezolano, Félix Plasencia, de visita en Rusia, se declaró confiado en continuar los diálogos entre el Gobierno y la oposición en México a pesar de algunas maniobras de Estados Unidos, como “la decisión arbitraria” de “secuestrar al embajador Alex Saab, uno de los miembros de la mesa”.

Comentó que “el diálogo entre el Gobierno legítimo de Venezuela que preside Nicolás Maduro” y la oposición “marcha muy bien” y agradeció al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, las “facilidades” que está ofreciendo para que así sea.

Por qué es importante: El anuncio de López Gil despierta suspicacia debido a que la intención “política” del Parlamento Europeo casi roza con la injerencia en el proceso electoral que ya ha ofrecido amplias garantías a los partidos participantes. Los actores políticos venezolanos que durante años se han amparado en la antipolítica y el sabotaje a la estabilidad nacional mantienen la intención de trastocar la voluntad de la población en las urnas.

Es claramente otra provocación, además de la extracción del diplomático Alex Saab, que busca manchar el normal desarrollo de los preparativos y distraer el debate de ideas necesario en una campaña electoral. La que la población precisa de soluciones a los complejos problemas cotidianos que atraviesa en el marco del bloqueo impuesto por Estados Unidos y la misma UE.

Entretanto, países aliados como Rusia buscan apoyar en la medida de las posibilidades para que el proceso fluya en el marco del respeto a la soberanía nacional, la autodeterminación y la “buena voluntad” de todos los sectores participantes. Es uno de los aspectos positivos de la multipolaridad, tener relaciones de respeto mutuo y cooperación.

ASOCIADO
Instituto Samuel Robinson para el pensamiento original.
Caracas. República Bolivariana de Venezuela. 2021.

© Copyright. Todos los derechos reservados.