Cuerpos de seguridad del Estado venezolano custodian la entrada principal a la Cota 905, barrio tomado por bandas criminales. (Foto: Archivo)

El trasfondo de las acciones de grupos armados en Caracas

Durante este miércoles y jueves se ha llevado a cabo una importante arremetida armada por parte de bandas criminales en Caracas, las cuales, fuera de todo parangón, han actuado atacando población civil y a cuerpos policiales.

Las bandas de alias “Koki” y alias “Vampi” dispararon con armas largas contra vehículos en autopistas y contra transeúntes desde posiciones estratégicas en los sectores de La Cota 905 y La Vega, en la ciudad capital. La modalidad de ataques no guardó coherencia con algún propósito delincuencial específico, más allá del de crear pánico entre la población.

Contexto: Estos eventos tuvieron coincidencia con la llegada de una misión exploratoria de la Unión Europea (UE) a Caracas, visita cuyo objetivo es determinar si existen condiciones en el país para que una misión de observación electoral venga a Venezuela en noviembre de este año, en el marco de las mega elecciones regionales y municipales programadas.

La misión de la UE hará exploraciones a las instituciones venezolanas, a su sistema electoral, a las organizaciones políticas y también a las condiciones integrales del país, entre ellas, las de garantías de seguridad.

La coincidencia de los eventos armados con esta visita supone una fabricación de eventos propios a la recreación de un “Estado fallido” ante la misión visitante.

Durante la jornada violenta se posicionaron declaraciones desde diversas vías por parte de dirigentes del antichavismo; una de las más sobresalientes fue la de Freddy Guevara, quien indicó que la existencia de bandas paramilitarizadas en Caracas y la existencia de grupos terroristas en Apure guardaban congruencia.

“¿Qué tiene que ver el Acuerdo de Salvación Nacional con este mega drama que se vive en Ccs con las bandas armadas, Apure y el Arco minero? Todo: solo con un acuerdo político avalado por la comunidad internacional el Estado podrá recuperar el control territorial del país.”, dijo Guevara desde su cuenta Twitter.

Guevara ha declarado que estas facciones armadas son piezas componentes en los mecanismos de presión al chavismo, y ha dado carácter de fuerzas armadas beligerantes a estos grupos, indicando además que solo cediendo al “Acuerdo de Salvación Nacional” de Guaidó, con EE.UU. como patrocinante, podría vislumbrarse una pacificación.

La congruencia y oportunidad de esta arremetida armada pone en riesgo de que, a la luz de los eventos fabricados, la misión de exploración de la UE establezca razones para que los europeos no visiten Venezuela en noviembre, anulando las posibilidades de un reconocimiento a las elecciones venezolanas desde esa instancia.

Ante un proceso de ruptura de los consensos alrededor del bloqueo a Venezuela y ante el debilitamiento de la estrategia del gobierno fake de Guaidó, las posibilidades que se han vislumbrado sobre una superación de la crisis venezolana tienen en las próximas elecciones un punto clave. Para ello, el chavismo y varios sectores opositores han clamado por un reconocimiento internacional a los procesos democráticos en el país.

Lejos de toda coincidencia, los eventos armados fabricados en Caracas imponen una vía de fuerza para degradar las posibilidades del reconocimiento electoral al país.

Por qué es importante: Ante la posibilidad de una resolución de los nudos críticos en la política venezolana es evidente que hay actores aplicando métodos propios de una guerra difusa para dar al traste con ellas. El encubrimiento de estas en acciones de crimen organizado podría consistir en una gran maniobra de bandera falsa.

Las operaciones terroristas en Caracas, que tienen rasgos de una guerra irregular urbana con acciones paramilitares en escala germinal, pero en ascenso, revisten en graves riesgos para la seguridad estratégica nacional.

El avance de las operaciones de aseguramiento en la Cota 905 es la acción de fuerza legítima y proporcional al tipo de amenaza contra la estabilidad del país.

ASOCIADO
Instituto Samuel Robinson para el pensamiento original.
Caracas. República Bolivariana de Venezuela. 2021.

© Copyright. Todos los derechos reservados.