Oficina central del Departamento del Tesoro en Washington. (Foto: Reuters)

Cómo el Tesoro estadounidense busca reforzar las sanciones

Esta semana, fue publicada una amplia revisión de las medidas coercitivas unilaterales, llamadas “sanciones económicas y financieras”, que administra y aplica el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Para su elaboración se reunieron con miembros del Congreso y su personal, socios interinstitucionales, el sector privado, los gobiernos extranjeros, las organizaciones no gubernamentales, académicos y personal de sanciones del Tesoro.

El examen se centró en dos cuestiones principales:
1. El marco que rige la imposición de “sanciones” económicas y financieras
2. Los posibles cambios operativos, estructurales y de procedimiento para mejorar la capacidad del Tesoro de utilizar las “sanciones” ahora y en el futuro.

Datos:

  • El número de mecanismos coercitivos emitidos aumentó de 912 a 9421 (más de 10 veces) en 20 años.
  • Las “sanciones” contra Venezuela conforman el 21% del actual programa establecido por Washington, se trata del país con mayor número de medidas, un 47% está distribuido en una cantidad no descrita de países.
  • La proporción entre las fuentes de emisión de medidas coercitivas se mantiene estable, se originan más a partir de órdenes ejecutivas (64%) que de estatutos.

Frases:

  • “En esencia, las sanciones permiten a los responsables políticos de Estados Unidos imponer un coste material a los adversarios para disuadir o interrumpir el comportamiento que socava la seguridad nacional de Estados Unidos y señalar una postura política clara”, dice el informe.
  • “Las sanciones son una herramienta fundamentalmente importante para promover nuestros intereses de seguridad nacional”, dijo el subsecretario del Tesoro, Wally Adeyemo, quien agregó que “La revisión de las sanciones del Tesoro ha demostrado que este poderoso instrumento sigue dando resultados, pero también se enfrenta a nuevos retos. Estamos comprometidos a trabajar con socios y aliados para modernizar y fortalecer esta herramienta crítica”
  • “Creo seriamente que tenemos la responsabilidad de utilizar las sanciones para cuestiones importantes de seguridad nacional. Pero tenemos que pensar en el impacto a largo plazo sobre la moneda mundial”. Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de la administración Trump.
  • “Debemos evitar el impulso de recurrir a las sanciones con demasiada ligereza o en situaciones en las que tienen un impacto insignificante”. Jack Lew, secretario del Tesoro de la administración Obama.

Van contra las criptomonedas: Según el informe, el creciente uso de los activos digitales está obstaculizando la aplicación de las “sanciones” al tiempo que equilibra los fondos de las organizaciones humanitarias legítimas.

El departamento sugiere una mejor comunicación con la industria de las criptomonedas, las instituciones financieras y otros, además que “profundizar en sus conocimientos y capacidades institucionales” podría ayudar a mejorar la política actual, es decir, los mecanismos de agresión.

Entre los pasos previstos para “modernizar” estos instrumentos injerencistas están el tener claro los marcos y objetivo político, la coordinación multilateral, la calibración de dichos instrumentos para mitigar impactos no deseados, garantizar que sean fácilmente comprensibles, ejecutables y adaptables e invertir en la modernización de la tecnología, personal e infraestructura.

Por qué es importante: El objeto del documento es revisar la efectividad, logros y retos de las medidas coercitivas unilaterales que su estamento político aplica de manera ejecutiva asumiendo un rol de juez y parte. Se trata de una nueva faceta del Estado de Excepción Global en la que se esperan nuevas acciones alentadas por intereses extractivos o geoestratégicos que se benefician directamente del caos que implican dichas medidas para cada país asediado.

En particular pudieran involucrar al petro, que, como unidad de cuenta respaldada en commodities, ha permitido sortear efectos del bloqueo y secuestro de activos aplicado contra la nación.

ASOCIADO
Instituto Samuel Robinson para el pensamiento original.
Caracas. República Bolivariana de Venezuela. 2021.

© Copyright. Todos los derechos reservados.