Contaminación de las principales potencias industriales del mundo. (Foto: Agencias)

EE.UU. ha debilitado las cumbres climáticas

Existen altas probabilidades de que en las próximas semanas la Corte Suprema del Reino Unido decida extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos, donde podría recibir una condena de hasta 175 años de cárcel.

Los cargos son por espionaje al publicar documentos clasificados que revelan crímenes de guerra estadounidenses, no solo contra otros países sino contra la naturaleza, así lo ha develado su pareja, Stella Moris.

Desde Glasgow, y como parte de la campaña para liberar a Assange, recordó que WikiLeaks también dio a conocer pruebas sobre cómo el accionar de empresas y Estados ha debilitado los objetivos de cumbres climáticas anteriores.

Negocios primero, vida después: Cables filtrados de la embajada estadounidense en Australia, publicados por WikiLeaks, revelaron en 2010 que el gobierno de ese país “debilitó” el régimen de pilotaje obligatorio para buques petroleros, cisterna para productos químicos y de gas licuado, que navegaban por el sensible entorno marítimo del Estrecho de Torres, al norte de la Gran Barrera de Coral.

Los gobiernos de Estados Unidos y Singapur rechazaron la medida destinada a reducir el riesgo de vertidos de petróleo y productos químicos.

Diplomáticos estadounidenses presionaron a otros países con grandes flotas mercantes, como Panamá y Chipre, para que protestaran también ante Australia.

En 2008, funcionarios estadounidenses y australianos en Washington buscaron una “fórmula de compromiso” que permitiera a Australia salvar la cara y al mismo tiempo satisfacer las demandas de Estados Unidos dejando el marco “obligatorio” en su lugar.

En la práctica se volvería a un régimen voluntario para muchos buques, al no aplicar sanciones a los buques que pasaran por el lugar sin piloto, pero que no hicieran escala en un puerto australiano. La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima formalizó el cambio en abril de 2009.

Otras filtraciones: Hay al menos otros 15 temas divulgados por este grupo de investigación que ponen en evidencia las relaciones que hay entre los Estados y las empresas extractivas, permitiendo comprender cómo estos intereses se entrelazan, algunos son:

  • Texto filtrado del acuerdo de la COP 15 publicado por primera vez por Julian Assange.
  • Manipulación gubernamental de los países para que acepten la estrategia climática de Estados Unidos.
  • El espionaje y la vigilancia para obtener ventajas son habituales en anteriores debates sobre el clima.
  • La geopolítica interfiere con un enfoque basado en la ciencia y la cooperación para abordar el cambio climático.
  • Estados Unidos utiliza su posición económica para presionar/coaccionar a los países para que acepten los alimentos modificados genéticamente.
  • El deshielo del Ártico debido al calentamiento global se ve como una oportunidad para la extracción de petróleo.
  • Las potencias de rango medio también intentan diluir los acuerdos climáticos.
  • La “protección del medio ambiente” se utiliza para encubrir segundas intenciones: La “reserva marina” de Diego García.
  • La contaminación se considera un producto comercializable.
  • China se opuso al objetivo de reducción del 60% de las emisiones de carbono durante las conversaciones de Copenhague 2010.
  • La ciudad iraquí de Basora está muy contaminada por la guerra, el petróleo y el armamento radiactivo.
  • Guerra sucia por el uranio y los derechos mineros en la República Centroafricana
  • Informe Minton suprimido sobre los vertidos tóxicos de Trafigura en Costa de Marfil, entre otros.

Por qué es importante: Queda la interrogante respecto a las operaciones realizadas para la COP26 que concluye hoy sin mayores avances. Analistas destacan que no hay nada relevante en los textos preliminares emitidos, solo obviedades mientras no se establecen planes concretos para la mitigación ni para la financiación de los países en desarrollo.

ASOCIADO
Instituto Samuel Robinson para el pensamiento original.
Caracas. República Bolivariana de Venezuela. 2021.

© Copyright. Todos los derechos reservados.