Iván Duque, presidente de Colombia y figura del uribismo. (Foto: Reuters)

Duque vuelve a alimentar la tensión con Venezuela

Las medidas coercitivas impuestas por Estados Unidos y el “cerco diplomático” instigado por el extinto grupo de Lima han estimulado la emigración de venezolanos hacia distintos países de América Latina.

Como consecuencia, muchos connacionales han tenido que experimentar dificultades en esos países, particularmente en Colombia se ha detectado un patrón que ha llamado la atención del gobierno venezolano y ha sido denunciado ante organismos multilaterales.

Xenofobia y persecución:

  • 2 mil 61 migrantes venezolanos resultaron asesinados en Colombia desde 2017.
  • Cifras del Departamento de Medicina Legal de Colombia revelan que tan solo en 2021 van 360 muertes violentas (17%).

El pasado miércoles, la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, informó que el gobierno venezolano envió una carta a Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para solicitarle una “participación activa” en la protección a los connacionales.

Declaró que “Hay una campaña sostenida de estigmatización y xenofobia impulsada por altas autoridades de Colombia, en clara violación a sus obligaciones internacionales en materia de protección de los migrantes”.
Esta vulneración de derechos sería “masiva, sistemática, grave e intencional”, por lo que constituiría “potenciales crímenes de lesa humanidad”.

La funcionaria se refirió a “el más reciente de los crímenes de odio contra la población venezolana” con el asesinato de un menor de 12 años y un joven de 18, ambos venezolanos, ocurrido el pasado 8 de octubre en el municipio Tibú, norte de Santander, en Colombia.

La pasada semana, el canciller de Venezuela, Félix Plasencia se reunió con Bachelet y abordaron “la imperiosa necesidad de salvaguardar los derechos humanos de los venezolanos en el exterior, víctimas de la xenofobia“.

Montaje de una agresión: El embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, expuso ante el Consejo de Seguridad las evidencias que prueban el propósito de generar un clima artificial de tensión militar por parte de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos para involucrar a Venezuela en un conflicto armado.

“El Gobierno colombiano está convencido de que con la ayuda de Estados Unidos puede exportar su guerra interna a la República Bolivariana de Venezuela y lograr tres objetivos simultáneamente:

  • El primero, eximir su responsabilidad por el fracaso del proceso de paz;
  • El segundo, impedir el trabajo electoral y pacífico de la oposición democrática en Colombia y;
  • El tercero, el derrocamiento violento del Gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela”, explica la misiva.

Como ejemplos de las acusaciones del presidente colombiano, Iván Duque, está que Venezuela “alberga criminales”, también la vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, aseguró que en Venezuela imperaba “una dictadura” que abría “puertas y ventanas a la guerrilla terrorista”.

El presidente Maduro exigió justicia para los jóvenes venezolanos asesinados en Colombia y recalcó que “se va a hacer una acusación por crímenes de lesa humanidad a Iván Duque, ante la Corte Penal Internacional, por la persecución a los migrantes venezolanos, por la promoción del odio y por las desapariciones forzadas”.
Los diputados de la Asamblea Nacional venezolana aprobaron un acuerdo para repudiar el asesinato de venezolanos en Colombia.

Por qué es importante: Los mensajes velados de odio contra los venezolanos son instigados desde la administración Duque con el objeto de generar propaganda, captar fondos humanitarios y más “cooperación” militar que derive en jugosos contratos para la oligarquía que se sostiene en el crimen y el despojo a las mayorías. De allí que alimentar la agresión es un negocio rentable para la clase política tutelada por el uribismo y para el antichavismo que allá se refugia mientras asalta activos venezolanos.

ASOCIADO
Instituto Samuel Robinson para el pensamiento original.
Caracas. República Bolivariana de Venezuela. 2021.

© Copyright. Todos los derechos reservados.