1 de mayo, día de fuertes protestas y represión en Colombia. (Foto: Mauricio Duenas Castaneda / Shutterstock)

La crisis se acentúa en Colombia: ¿Quién gana y quién pierde?

Sigue acumulándose un saldo de muertes en el país neogranadino, con más de 50 asesinados acorde a datos oficiales hasta la noche de este viernes y además, casi 100 personas desaparecidas, quienes luego de haber sido detenidos por las autoridades no se conoce su paradero en centros de salud y de detención, según la Defensoría colombiana.

Contexto: Luego de que el ex presidente Álvaro Uribe instigara por redes sociales al uso de las armas contra la población y luego de señalamientos multidireccionales desde el gobierno colombiano y el saliente gobierno de Ecuador, apuntando a Caracas como responsables de los eventos y endosado responsabilidades, el mandatario colombiano Iván Duque estableció un primer encuentro con miembros de la Coalición de la Esperanza, rostros políticos visibles del Paro Nacional.

  • Minutos antes de que la Coalición de la Esperanza se reuniera con el presidente Duque, la colectividad señaló que “su presencia allí no aminora ni suaviza su protesta” y que condena de “manera vigorosa los excesos de la Fuerza Pública”.
  • Aunque esta reunión causó que algunos de la Coalición de la Esperanza estuvieran en contra y se creara una división, el aspirante presidencial Sergio Fajardo confirmó que estará en la reunión con Duque.
  • Durante la reunión, que se realizó en el Salón Bolívar de la Casa de Nariño, el presidente Duque los saludó uno a uno y les agradeció la asistencia a cada uno. Según se pudo conocer el mandatario dijo que esta reunión es muy importante y que más allá de las diferencias este es un espacio para consensos, y que juntos pueden trabajar en hacer mejor las cosas.
  • El jefe de Estado agregó que todos coinciden en que la protesta pacífica es un derecho constitucional, y que es fundamental rechazar los actos de violencia, vandalismo. Adicionalmente, casos en que haya habido excesos de la Fuerza Pública sentenció que se deben investigar y sancionar y rechazar como país las vías de hecho que afecta el abastecimiento, la llegada de oxígeno, de vacunas, etc.

Por que es importante: El acercamiento de Duque con algunos sectores opositores colombianos, podría entenderse como una acción del mandatario para maniobrar la crisis a lo interno, sin embargo, queda un vacío importante si de negociación política se trata, pues amplios sectores plegados a las protestas no se sienten identificados por la Coalición que asume la vocería y protagonismo de las mismas.

Por otro lado, es también cierto que las protestas, desordenadas, espontáneas y sin liderazgos concretos, carecen también de mecanismos de interlocución política y vocerías.

Por la carencia de convocantes y vocerías concretas la crisis desatada es ahora un espacio de oportunidad que intentan cabalgar y capitalizar tanto sectores conservadores como sectores de la izquierda.

Esta crisis del gobierno de Duque es la más grande reacción social para el uribismo, centro de los señalamientos múltiples dentro y fuera de Colombia. Sus dimensiones alcanzan las probabilidades de que sus vínculos políticos fuera de Colombia, especialmente hacia EEUU, se fragmenten, no sólo traduciéndose en una pérdida de respaldo, sino también en la posibilidad de que el uribismo sea declarado de inutilidad y obstáculo en la búsqueda de un reacomodo de los sectores conservadores de Colombia a favor de su permanencia en el poder.

La revista Semana indicó que en los primeros balances de beneficiarios políticos del estallido, sobresale Gustavo Petro, referente más sólido de la izquierda electoral, como figura crítica que sigue captando la atención aunque haya mantenido una posición relativamente activa en el Paro Nacional, actuando sólo como vocero político desde casa.

Hay consideraciones sobre la posibilidad de que el gobierno errático del uribismo se traduzca en una pérdida del poder para la clase política tradicional toda.

ASOCIADO
Instituto Samuel Robinson para el pensamiento original.
Caracas. República Bolivariana de Venezuela. 2021.

© Copyright. Todos los derechos reservados.