Un militar rescatado abraza al ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López. (Foto: Medios )

FANB rescata a militares secuestrados por grupos armados colombianos

El pasado lunes 31 de mayo, el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, publicó un comunicado emitido por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) sobre el rescate de los ocho militares que estuvieron secuestrados desde el pasado 23 de abril por grupos armados irregulares de Colombia que operan en territorio nacional.

El rescate se efectuó mediante la operación Escudo Bolivariano “Águila Centenaria”, según el Comandante Estratégico Operacional de la FANB, almirante en jefe Remigio Ceballos Ichaso.

Antecedentes:

  • A finales de marzo, el gobierno venezolano desplegó la operación Escudo Bolivariano para resguardar la zona limítrofe, debido al descuido deliberado del gobierno colombiano en el área para facilitar la acción de agrupaciones armadas vinculadas con el narcotráfico.
  • A mediados de mayo, el titular de Defensa venezolano confirmó la captura de los ocho efectivos, cuatro de la Armada y cuatro del Ejército, habrían sido emboscados en el estado Apure, que ha sido escenario de enfrentamientos entre cuerpos de seguridad venezolanos y presuntas facciones disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
  • El pasado 9 de mayo, el grupo armado envió a la FANB una “fe de vida” de los secuestrados, por lo que Padrino López instó a la comunidad internacional, a los organismos multilaterales y a las organizaciones de derechos humanos, a exigir a los captores que preserven la integridad física de los soldados y procedan a su liberación.
  • Tanto el ministro de Defensa como la Cancillería venezolana confirmaron que se habían establecido “contactos y coordinaciones” para conseguir la liberación de los combatientes venezolanos. “No escatimaremos ningún esfuerzo y agotaremos todas las vías posibles para recuperarlos sanos y salvos”, dijo Padrino.
  • Por su parte, el ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, informó que ya trabajaban con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para que generara “las condiciones necesarias” para “una segura y pronta liberación” de los soldados, quienes habrían sido secuestrados el pasado 23 de abril, según información difundida en medios.
    El comunicado de la FANB
  • Además de informar el rescate de los ocho uniformados, el líder militar hace del conocimiento público que continúa la búsqueda de otros dos efectivos.
  • Exalta el valor moral de los combatientes afirmando que “se les brindará la atención médica especializada, así como el apoyo necesario para garantizarles óptimas condiciones de salud”.
  • Rechaza la actuación de medios y opinadores “que han pretendido politizar la violencia encarnada por las facciones terroristas en la frontera colombo venezolana, y específicamente una situación tan lamentable como esta”.
  • Promete continuar el combate a grupos armados “que pretendan usar el sagrado territorio nacional para ejecutar delitos trasnacionales que afecten la paz, el desarrollo y la estabilidad del país”.

Por qué es importante: El traslado de la guerra interna colombiana a suelo venezolano no deja de ser un riesgo geopolítico que se suma al paquete de agresiones de la élite oligárquica de aquel país. La crisis que hoy enfrenta el uribismo, y que ha optado por resolver con militarización y represión, aumenta la posibilidad de que continúe una situación de inestabilidad en la frontera común con la que buscarían distraer de la masacre que han desatado contra los manifestantes.

Detrás está la mano de la Casa Blanca dirigiendo los relatos de “narcoestado” y “tolerancia al terrorismo” por parte de Venezuela, aun cuando la fabricación de la droga y el diseño de la ruta hacia Estados Unidos venga de territorio colombiano.

No deja de ser clave, como marca de los demócratas, la vocería de ONG de “derechos humanos” que no dudan en hablar como partidos políticos y que en todo el proceso juegan adelantado en lo informativo.

ASOCIADO
Instituto Samuel Robinson para el pensamiento original.
Caracas. República Bolivariana de Venezuela. 2021.

© Copyright. Todos los derechos reservados.